Blog

Sigue la actualidad de nuestra bodega y productos

  • Un nuevo descubrimiento: La Bobastrell, desde EE UU a Australia

    Aduciendo al mundo del vino, encontrar nuevas vocablos puede ser fácil si eres capaz de poner pie en cientos de viñedos en el mundo. Hoy bajo ese prisma nace una nueva e inexistente: BOBASTRELL.

    Todo comenzó, ‘years ago’,  deambulando por los remotos paisajes de Australia y Nueva Zelanda, el mundo al revés.

    El ímpetu que existe en estos maravillosos parajes, exóticos para el Europeo, al respecto del mundo del vino, es de inigualable adoración.

    En cada uno de los viajes en los que me adentraba en estos países, llenos de uniones majestuosas entre infinidad de culturas, me he sentido más idolatrado por mí mismo que en cualquier otra frontera o control de aduanas que he atravesado en las numerosas excursiones vitivinícolas que he realizado.

    Indicar  que eres enólogo Español, Europeo, genera una expresión facial de admiración en el propio  agente aduanero y que te  da la bienvenida.

    Esto te  hace entrar con muy bien pie, aunque eso sí, debes de llevar una calzado con el que no hayas pisado en otro viñedos de otros continentes. Si no es así, no puedes continuar en tu trayecto.

    El cuidado por lo suyo es máximo y no permiten penetraciones transportadas en la suela de los zapatos de posibles hongos, insectos, etc. que procedan de otras suelos vitícolas.

    ‘Its true’.

    Después de avión y avión y de haber aterrizado, en la propia Australia, en muchos mundos diferentes, cada bodega tiene su idiosincrasia, su estilo, su sala de cata, su sommelier, su restaurante su…tantos ‘sus’ que me impresionaba en mis primeros viajes.

    Allí he descubierto que no hay que tener prejuicios por ninguna zona vitícola, variedad de uva, en la diversidad está el gusto, hay infinidad de estilos e infinidad de variedades. No es difícil ver como en una misma sala de cata de una sola bodega,  puedes hacer un recorrido, catando, por todo el mundo. Poseen todas la variedades, entre otras, desde el ‘Spanish’ Tempranillo, pasando por el ‘Nebbiolo’ Italiano, el Shiraz que han hecho suyo y la ‘Riesling’ más extraña que puedas haber catado nunca elaborada en un clima mediterráneo en ‘South’ Australia, por ejemplo.

    «¡Esto es grande! Es diverso, es de todo y hay de todo»

    Dando un saltito, a tan solo unos cuantos miles de km, pero en el mismo universo descrito, en Nueva Zelanda, disfrutas de lo lindo con la Pinot Noir, la Suavignon Blanc… ¡Uff, qué experiencias!

    Fue tomando un vino en lago Tanaka, cerca de Central Otago, un paraíso para vivir y para la Pinot Noir, donde contemplando un paisaje cuya perspectiva  mezclaba lo volcánico, con un cielo limpio  y primaveral de noviembre, se dieron las condiciones de la creatividad.

     

    A este espacio natural, se unió también un poco de añoranza a lo tuyo, a lo cercano, visto desde la lejanía, a una lonchita de jamón, a un buen aceite Segureño, a un poco de tus amigos y por supuesto de tu familia.

    Todo esto se desató en una energía especial que me ayudó a CREAR una idea que uniera todo ese instante, por supuesto disfrutando de  un buen sorbo vino una buena olfacción mirando al horizonte.

    La idea

    ¿Por qué no crear un vino que represente a mi origen, a mi cultura, con variedades arraigadas en suelos durante décadas y que en cuyo ensamblaje intervinieran diferentes zonas productoras, sin límites fronterizos autodenominados de origen?

    ¿Por qué no comenzar con el mediterráneo, el mar que influencia de manera extraordinaria nuestro clima y que se extiende con ella tierra adentro, aportando templanza a  las zonas en las que reina?

    Por mis manos ya habían pasado miles de racimos que sangraban al ser cortados en la vendimia de las variedades Monastrell y Bobal, de Murcia y de Valencia, de Bullas y de Venta del Moro, o al revés para que no haya susceptibilidad.

    Así lo hice, elaboré cada vino en su región y después con mucha  intención, creé lo que denominé Cuvee Mediterráneo.

    Fue unos meses más tarde cuando catando con un gran importador Americano, de Seatle, me dijo: «Pedro, has inventado una nueva variedad: la BOBASTRELL», acto seguido, disfruté tanto con el recién nacido vino y este ‘Wine Stormnig’, que me apropié de ese suspiro de inspiración y apareció esta nueva creación vinícola.

    Es un vino para quedarse, y desde sus génesis pensé que tenía que tener un compañero, que lo realzara y que lo magnificara. En la excelente añada 2012 estaba la solución, desde lo profundo de la sala de barricas seleccioné una mezcla magistral procedente de varias tonelerías, de las dos variedades Bobal y Monastrell y creé algo muy especial, extrahumano el SUPERBOBASTRELL. Un nombre  que en sí mismo se auto describe.

    Merece mucho la pena disfrutar de ambos, son únicos e irrepetibles.

    Seguimos creciendo.

  • Bobal, Monastrel, Merlot y Tempranillo

    Un concepto multidinámico. Vinos Varietales procedentes del Terrior.

    El proyecto Vinos Bio de Pedro Olivares en la Comunidad Valenciana, se desarrolla en el interior, en el corazón de la comarca de Utiel, muy cerca de la Venta del Moro y la aldea de Los Marcos. En el caso del Monastrell, el viñedo crece en un terreno muy complicado pero inmiscuido en el paraje de Pinar Hermoso, un lugar aislado en el corazón de las partes más altas del interior de Bullas en Murcia. Lugar idílico para obtener una Monastrell con pureza.

     

    En estos parajes, ricos en viñedos más que centenarios se desenvuelve Pedro Olivares como un buscador incansable de la interacción viñedo, suelo y saber hacer todo desde un punto de vista natural, ecológico, bio…

    El objetivo es claro, seleccionar y subdividir las mejores parcelas de las variedades Bobal , Monastrell y Tempranillo. Este trabajo se viene realizando desde 2005 lo que ha permitido encontrar el matiz de cada uno de estos micro viñedos seleccionados y poder crear sus composiciones cada añada ya en el propio campo, incluso antes de llegar a la bodega.

    Fruto de este trabajo también ha descubierto una microparcela de la variedad Merlot que ya podemos decir que no es foránea si no que endógena, debido al gran sufrimiento que ha tenido que soportar para adaptarse a un medio tan hostil.

    El concepto, se trata de rebuscar y rebuscar esos matices peculiares, principalmente de las uvas endógenas cultivadas en determinados suelos y comportamientos para transmitirlos en el vino con una vinificación que lo acompañe y lo magnifique.

    Partimos de un ‘Terroir’ ideal, un clima duro, pero perfecto para el objetivo y unos viñedos centenarios educados para producir uva de calidad.

    La intención es unir dos mundos, el concepto de vino de suelo, de raíz, asociado al Viejo Continente Europeo con el concepto más reconocido en el nuevo mundo vitícola, la Monovarietabilidad.

    Se debe de buscar y se encuentra en el vino, todo lo que los suelos y paisajes pueden mostrar, unido al éxtasis individual de los racimos y bayas de cada variedad que proyectan en la copa su personalidad, sin mayor influencia que la del saber hacer de su creador, el conductor: Pedro Olivares.

  • Un gran año para Vinos Bio Pedro Olivares & friends

    Hola amigos, clientes, colegas y demás personajes que deambuláis por este indescriptible mundo.

    Escribo estas letras para daros las gracias a todos, seáis amigos o amigachos, pendientes o independientes, por haber contribuido al desarrollo de mi gran ilusión y proyecto. Hablo de mis vinos. Lo que en todos los casos ha partido de una idea arriesgada ha pasado a transformarse, fruto del saber hacer y del propio riesgo, en infinidad de felicitaciones, abrazos, etc. Todos llenos de fantásticos emoticonos.

    Los he recibido con gran alegría. Me generan un gran entusiasmo además de la energía necesaria para seguir motivado y seguir exprimiendo mi conocimiento vitícola para transformarlo en grandes experiencias sensoriales.

    Mi trabajo es del todo estresante, no en vano trata de jugar a un juego arriesgado con la Naturaleza. Es muy complejo y exige de una disciplina que muchas veces ataca al sistema parasimpático, dejándote grandes dosis de empatía por el camino, que afectan sin duda a tu alrededor.

    Te transformas en cavernícola a la vez que se te exige ser nómada. Es complicado.

    La vida es bella cuando no estás en fase creativa, cuando las hojas ya no están verdes, cuando no sufres los vaivenes de los vinos naturales.

    Hacer vinos nos es fácil, concebirlos quizás sí, pero crearlos es duro y exige dedicación y paciencia, además de grandes dosis de confianza. La confianza actúa como un coche híbrido recargándose con cada uno de los besos, abrazos y felicitaciones que recibo de todos vosotros. Es el poder necesario para echar siempre una rato más, bien sea en el campo hablando con las plantas, en bodega entendiendo las añadas, o en el coche para conducir 1.000 km más buscando lo que ya está ahí.

    Seguiremos buscando

  • La Viña y el Jabalí

    No es difícil darse cuenta cuando uno deambula por los viñedos el ver, generalmente en las zonas más próximas a lo inexpugnable, racimos de uva que en su proceso de maduración ya avanzada, y con un contenido en azúcares  ya elevado, están con gran parte de sus uvas desaparecidas del raquis, del  racimo.

    Son los jabalíes, que no hacen para nada ascos de este maravilloso manjar, nacido para su transformación en vino, pero que para ellos no es más que un regalo de la naturaleza, en este caso humana.

    Irremediablemente hay que poner remedios contra la penetración nocturna en las parcelas de viñedo, los más eficiente es una valla, vaya esto por delante, pero no habiéndola, hay que dar rienda suelta a la imaginación.

    En  las parcelas de enTreDicho en la Sierra de Segura, donde ya conocemos de sus andares, colocamos, en mi caso, teléfonos un poco obsoletos , pero que mantienen intactas sus funciones, reciben llamadas, tienen  despertador con irónicas musicalidades capaces de despertar a un dormilón, etc.

    Si capaces son de amargar a muchos mortales el amanecer a un nuevo día, cómo no iban a ser  también son capaces de ahuyentar a estos invasores nocturnos, de lo que para ellos es  su terreno incluso sin tener título de propiedad.

    Hay  que elegir las tonalidades más estridentes, y si además el teléfono se ilumina con destellos dignos de un castillo de fuegos artificiales, mejor.

    Eso sí, hay que cambiar las melodías para que no se acostumbren y entiendan que no es una fiesta de recibimiento, si no una invitación a dejar las instalaciones.

    Más cosas… colocar bolsas, sacos de tela con pelo (sí el de la peluquería, el vuestro, pelos en definitiva)…Si los repartes de vez en cuando en los “pasos” habituales, y como se dice, les “da el aire”, puede ser un buen repelente durante unos días.

    Las cintas indicadoras de las obras, o las que salen en la tele que utilizan la Policía para precintar o  impedir el paso, también son muy eficientes cuando sobre todo se agitan con el viento.

    Transistores, dejar encendidas varias “arradios” como se dice por aquí, con emisoras con Rock an Roll o programas  tertulianos de extrema agitación, nunca música clásica. Estas son también buenas soluciones para que los jabalíes no esquilmen  sin alevosía, una parte o un todo, de los maravillosos racimos que en breve comenzaremos a cosechar.

  • Faustina , enTreDicho FT

    Como una madre no hay nada… Es un dicho popular que nunca pasa desapercibido y que guarda una gran verdad. En este caso no podría ser menos, por eso escribo estas líneas en primera persona.

    Cuando inicié mi andadura en estas tierras de la Sierra de Segura, tuve el apoyo incondicional de mis padres. Ahora lo sigo teniendo y gracias a su labor en el campo, en bodega, en cualquier rincón de nuestra casa, ha sido posible esta locura. No podía dejar de vincular la figura de mi madre Faustina a una de mis creaciones, y por supuesto, en gran medida, de las suyas. Por ello un homenaje a mi madre, fue llamar  Entredicho FT a nuestras primeras joyas. Este acrónimo ha querido dejar la huella de Faustina por donde quiera que cualquier paladar lo disfrute.

     

    Además hay mucho de ella en una botella. Este enTreDicho se caracteriza por su expresividad, su franqueza y su originalidad. Conceptos que bien podrían trasladarse a la personalidad de mi madre.

    Y como cualquier comienzo requiere de un gran final, no hay nada más gratificante que encontrar el mejor asamblage para estos vinos. Faustina también tiene la fórmula secreta. Un cordero segureño hecho al amparo de la tranquilidad, del saber hacer de la receta familiar, y de un horno moruno obra de nuestros antepasados.

    Mamá una y mil veces más, gracias.

    enTreDicho FT.

  • Envero y las altas temperaturas

    Como consecuencia de las famosas olas de calor de las que estamos siendo afectados, el viñedo no es ajeno a ello, y fruto de estos cambios térmicos, el ciclo vegetativo de esta excitante campaña se ha adelantado.

    En nuestros viñedos de variedades tempranas de la Sierra de Segura, ya podemos observar claramente cómo los racimos han pasado de un color verde translúcido, a unos tonos violáceos y púrpuras que nos recuerdan que la vendimia ya está próxima. Esto es el ENVERO.

    Es en este instante cuando la planta empieza a trabajar en pro de la maduración. Aparecen nombres tan comunes como taninos, aromas, se altera la composición del mosto, etc.

    Estamos preparando para esta campaña en bodega todo lo necesario para la vinificación. Como novedad y en colaboración con un alfarero de la zona, hemos diseñado unas tinajas elaboradas con la arcilla procedente de los suelos donde radica la plantación.

  • Cuajado y forma de los racimos

    Estamos en una época crucial en el desarrollo del ciclo vegetativo de la vid.

    La energía creada y acumulada durante el invierno, en el suelo, aparece de manera espectacular en estos meses primaverales.

    Después de la Eclosión, la apertura de las yemas a su nuevo estadio, comienza la fase de luz, de calor, la floración, el cuajado.

    Los pámpanos crecen sin dilación y ajustándose al tipo de cultivo buscan colonizar el cielo. Rectos e indemnes trepan y trepan en busca de sol. Su objetivo es conseguir el máximo de superficie foliar expuesta, es decir, quieren crear hojas y hoja,s para que sus racimos puedan madurar y madurar.

    La altitud de los pámpanos y su porte, bien sea erguido o pendulante, al igual que la forma, número y posición de sus racimos, que también pueden ser cónicos, con alas o más compactos, va a depender de varios factores. Los genéticos propios de cada variedad, que de manera preformada aparecen microscópicamente, en las yemas latentes que encontramos en la fase de reposo de la vid, y en su madera lignificada, vamos, en el sarmiento.

    Ahora mismo y al mismo tiempo que vemos crecer las plantas, ya la vid asegura su procreación, creando también las yemas que en su interior contienen sus pámpanos y racimos microformados, de los que el año que viene daremos, seguro, muy buena cuenta.

    En segundo lugar, el crecimiento, vigor, aspecto, número de entrenudos, hojas, … y sobre todo el tamaño de los racimos y de sus bayas, va a depender de las prácticas culturales. Bien éstas sean perennes, como consecuencia del marco de plantación, por ejemplo, o inducidas por las citadas prácticas que se realicen, antes, durante y después del ciclo cada año.

    Un marco estrecho como el del proyecto enTreDicho, 0,70m x 1m o el de alguna parcela de Vinazares, 1m x 1m y a 1500 m de altitud, generan una competencia radicular tan exagerada, que como consecuencia de fenómenos hormonales, que tienen su génesis en el sistema radicular, la planta es capaz de autoregularse y producir racimos sueltos (el mejor insecticida del mundo-mundial) de pequeño tamaño y con granos, bayas de menos de 1 gramo de peso, mi máxima obsesión.

  • La niebla, un efecto mágico

    A la espera de las lluvias primaverales contamos con la extraordinaria presencia de las nieblas matinales que proceden del valle del río Guadalimar. Estas brumas rocían los suelos, y en esta época están ayudando a la germinación de las semillas de la cubierta vegetal.

    Además hacen honor a unas de las variedades cultivadas en este viñedo tan singular. La ‘nebbiolo’, una variedad que seleccionamos en el Piamonte Italiano, y que aporta personalidad y otras muchas más cosas a los vinos de enTreDicho.

    Etimológicamente hablando, ‘Nebbiolo’ procede de ‘Nebbia’, maravillosa palabra que en Italiano se traduce como niebla.

    Casi un maridaje cultural.

  • Maridaje perfecto con Quique Dacosta

    Nos remontamos al  2011 para saber que en aquella época estival tuvo lugar una cena no exenta de placeres. Pedro Olivares y Quique Dacosta brillaron en un maridaje de sabores y sensaciones.

    No fue nada fácil llevar el plato a la mesa, y el vino a la copa. De hecho en este post destacamos la foto de las anotaciones del enólogo hasta conseguir la fórmula perfecta. Muchos días de pruebas, catas, y genialidad en estado puro para alcanzar el objetivo primordial: disfrutar experimentando.

    Amontillados, Bobales, Px, Champagne.Todo se convirtió en una locura genial de la que sólo da cuenta el lapicero de Pedro Olivares, y  la tinta impermeable de Quique Dacosta en su minuta.

    Disfrutaron y mucho los invitados. Entre ellos la presidenta de la Academia Valenciana de  Gastronomía, Cuchita Lluch,  periodistas, críticos de arte y apasionados del mundo enológico.

    ¿Empezamos otra vez?